Recomendaciones de uso del lenguaje

Estamos atravesando por un proceso de transformación en donde el lenguaje nos ha permitido converger para seguir avanzando, de allí que utilicemos con mayor frecuencia nuevas palabas como chatear, selfie, guglear, entre otras, debemos tener claro que no todas estas nuevas palabras han sido aceptadas por la RAE      (Real Academia Española) por lo que debemos establecer los contextos en que las usamos.

Según Arrastía (2018)  y la búsqueda que realizamos en el diccionario online de la RAE de palabras como tuit, tuitear y tuitero, selfi, así como chatear o blog, son palabras adaptadas y aceptadas por la RAE. En cambio, términos utilizados como ‘wasap’ o ‘guasapear’, las cuales son posibles adaptaciones al español de ‘whatsapp’ y sus ‘derivados’, no están recogidos en su diccionario. Lo mismo ocurre con el plural, ‘selfis’), que se utiliza en lugar de ‘selfie’ cuando nos referimos a las fotografías que uno toma de sí mismo, tampoco googlear, guglear, resetear, facebookear. De momento estas y otras palabras que usamos actualmente, no están vinculadas en el diccionario aceptado por la Real Academia Española, sin embargo ya hacen parte de nuestro universo lingüístico cotidiano.

Por otra parte las conversaciones que tenemos de forma frecuente mediante las diversas aplicaciones virtuales hacen que cometamos faltas ortográficas a las cuales cada vez se le restan importancia, tal vez por la inmediatez que esto implica. Por ejemplo, el uso de los signos de interrogación a la hora de hacer una pregunta, para la lengua castellana es fundamental que se abra la pregunta y se cierre, pero lo que encontramos en la actualidad es la simplicidad al usar solo el signo de interrogación de cierre.

 

Otro error que cometemos con frecuencia es no tildar las palabras, en especial las que hacen parte de una pregunta por ejemplo; por qué, cómo, cuándo, dónde, qué, entre otras. Además el uso de abreviaturas inexistentes, la falta de tildes en las mismas y en general la reducción del uso de palabras. 

 

El corrector de textos de cada aplicación también ha hecho tener malas pasadas a varias personas, puesto que remplaza las palabras digitadas por palabras más usadas dentro de las aplicaciones, por lo que entonces para evitar seguir replicando los errores y pasar situaciones vergonzosas debemos estar más atentos a lo que escribimos y a revisar la escritura correcta de las palabras antes de enviar.

 

“Si se empobrece la lengua se empobrece el pensamiento”. Fernando Lázaro Carreter



Referencias:

 

Arrastía, D (2018, Junio). El impacto de la tecnología en el lenguaje. El Mundo. https://impulsodigital.elmundo.es/sociedad-inteligente/el-impacto-de-la-tecnologia-en-el-lenguaje

Si te gustó el contenido no olvides compartir en tus redes sociales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn