Usar de manera inteligente la tarjeta de crédito ayudará a organizar tus finanzas personales

Las tarjetas de crédito o dinero plástico son cada vez más usadas en el mundo, esto se ha visto reflejado en el uso que se les da a la hora de hacer compras por internet. Por otra parte son usadas en servicios tales como; viajes, turismo, vestuario, supermercados, educación, restaurantes, droguerías, entre otros.

 

Es importante aclarar que las tarjetas de crédito son un préstamo, no un dinero que tenemos, es un dinero que debemos devolver y recordar que este servicio tiene un valor. 

La tarjeta de crédito tiene un cupo establecido acordado con la entidad bancaria que se la proporciono, este cupo esta relacionado con sus ingresos, capacidad de endeudamiento, dicho cupo se vera alterado en la medida que vaya gastando, pero cuando usted cancele su deuda regresará a ser el mismo. 

 

A la hora de tomar una tarjeta de crédito es importante fijarse en la tasa de interés que tenga la entidad bancaria, esto se ve reflejado en el número de cuotas que el usuario disponga para pagar su deuda, pero si por el contrario solo selecciona una cuota el usuario no deberá pagar dicho interés. Por lo que a mayor número de cuotas mayor interés y viceversa.

 

Es importante tener en cuenta los valores de la cuota de manejo, el seguro, la tasa de interés, etc., para hacer la revisión del extracto mensual y verificar que correspondan dichos valores. 

 

El buen uso de la tarjeta depende del seguimiento, pagos puntuales y el uso en servicios o productos realmente necesarios, no puede volverse dinero de bolsillo permanente. 



Si te gustó el contenido no olvides compartir en tus redes sociales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn