El verdadero significado de la Navidad es el que atesoramos en nuestro corazón y vivimos junto con las personas que amamos

Se aproxima uno de los meses más importantes y esperados del año, diciembre, un mes en donde hay grandes celebraciones, regalos, festines, se dan reencuentros con familiares y amigos, se realizan despedidas de fin de año, viajes, entre otros momentos que seguramente todos atesoramos en nuestro corazón al generar un espíritu que es propio de la época, que crea consigo un sentimiento de paz, alegría y paz.

El espíritu navideño nos acompaña durante esta época del año y nos hace querer estar más cerca de las personas que queremos, mejorando tal vez nuestras relaciones familiares o queriendo dar la mano a alguien que lo necesita, es una época para reavivar los valores aprendidos en casa y en la sociedad; entre ellos la generosidad, la humildad, la esperanza, el optimismo y la paz. Es la época perfecta para la reconciliación, la reflexión y para dar amor, pues muchas personas necesitan una palabra de aliento o una buena acción por estos días.

Estamos viviendo una época que nunca imaginamos, época de pandemia por cuenta del coronavirus, que ha traído consigo muchos cambios a los que hemos tenido que acogernos y aprender, para algunos seguramente fueron fáciles, para otros no. Las condiciones que todos tenemos son diferentes con relación a nuestras relaciones familiares, de pareja, si tenemos o no trabajo, los ingresos, las deudas, las responsabilidades, la salud, entre otros factores que nos hacen diferentes y desde donde vemos la realidad, la realidad de cada uno. Es por eso que estas fechas que viviremos de forma atípica son un escenario apropiado para hacer una reflexión de lo que estamos viviendo y la cual nos permite estrechar relaciones con las personas cercanas entre ellas familiares, amigos y compañeros de estudio o de trabajo.


Es una época perfecta para escribirle o llamar a esas personas importantes con las que tal vez hace rato no charlamos, o decirle a las personas que nos rodean lo importantes y valiosas que son para nosotros. Es además un época para recordar y vivir las costumbres, por ejemplo; la decoración de la casa, encender las luces, la preparación de recetas navideñas, una experiencia sin duda exquisita y que ayudará a que los más jóvenes las aprendan, época perfecta también para enseñarles a bailar a quien no han aprendido gracias a las canciones que por estos días ya empiezan a sonar. 

 

 

Una navidad en que además debemos mostrar el amor y afecto que sentimos por los demás cuidándolos y cuidándonos porque a pesar de ser una época festiva, debemos permanentemente mantener las medidas de bioseguridad, tener en cuenta como vamos a llevar a cabo los reencuentros, la compra de regalos y demás, en esta época debemos demostrar cuanto los queremos desde la distancia tal vez y demostrar nuestro compromiso con la familia, amigos y comunidad, resaltando que el verdadero significado de la Navidad es el que atesoramos en nuestro corazón y el que vivimos junto con las personas que amamos.

 

 

Si te gustó el contenido no olvides compartir en tus redes sociales.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn